La mayoría de los botiquines contienen productos como alcohol, agua oxigenada o yodo para utilizar como desinfectante. Pero que estén ahí no quiere decir que se puedan usar sin más sobre cualquier lesión. ¿Cuándo utilizar antisépticos en una herida?

Utilizar antisépticos en una herida abierta

Los antisépticos habituales, los que hay en el hogar o en las oficinas no son aptos para usar en todo tipo de cortes y lesiones. Utilizar antisépticos en una herida abierta podría ser contraproducente, a no ser que estén específicamente indicados para ello. Entonces ¿cómo deben utilizarse los que hay en cualquier botiquín?

Alcohol etílico

Es uno de los productos más habituales en los botiquines. Se puede encontrar con diferentes diluciones en farmacias, parafarmacias, droguerías o supermercados. Los más efectivos deben tener una concentración alcohólica superior al 60 %. 

Al contrario de la creencia popular, no se debe utilizar directamente en las heridas ya que reseca, provoca irritación y prolonga el proceso de cicatrización. Sin embargo, es muy útil para desinfectar las manos o el contorno de una lesión antes de la manipulación. 

Agua oxigenada

El agua oxigenada funciona bien como desinfectante, pero no para las heridas abiertas. Es una buena opción para mantener limpia una herida ya cerrada y evitar una infección. Gracias a su efecto hemostático, también se puede utilizar para detener hemorragias en las fosas nasales.

Yodo

Las composiciones yodadas también están presentes en los botiquines. Tienen propiedades bactericidas y fungicidas, por lo que son perfectas para tratar pequeños rasguños. Son capaces de eliminar algunos patógenos que interfieren en la cicatrización, por lo que el tiempo de curación mejora. Sin embargo, su capacidad desinfectante es insuficiente para tratar cortes profundos

Clorhexidina

Este producto, la clorhexidina sí es útil en las heridas abiertas. Tiene un potente efecto bactericida y fungicida, que ayuda a la desinfección y a la cicatrización. Además, la presencia orgánica no neutraliza su acción, como ocurre con otros compuestos. 

La clorhexidina también actúa sobre ciertos tipos de virus. Es capaz de neutralizar algunos con cubiertas lipídicas, como VIH y Herpesvirus. 

Otra ventaja más es su efecto prolongado. No solo actúa en el momento de la aplicación, puede mantenerse activo entre 6 y 48 horas, dependiendo de la gravedad de la herida. 

Se puede guardar en cualquier botiquín de la oficina o el hogar ya que es estable a temperatura ambiente. Eso sí, tiene que preservarse de la luz para mantener sus propiedades intactas. 

La mejor manera de curar una herida grave

Cuando la herida es grave estos productos resultan insuficientes. Lo mejor si se sufre un corte profundo es taponar la hemorragia con una gasa esterilizada y acudir a un médico. Cuando no se tiene a mano una gasa de este tipo, bastará una tela limpia. Si hay restos de suciedad en la herida, lo mejor será lavarla con agua y jabón. Así se minimiza el riesgo de infección. Es muy importante saber cuándo utilizar antisépticos en una herida, pero también es importante mantenerla limpia durante la cicatrización. Para esto te recomendamos utilizar apósitos para heridas que no permitan la entrada de patógenos y que, al mismo tiempo, mantengan la humedad justa para favorecer su rápida curación.

banner mascarillas quirurgicas
Abrir chat