A estas alturas de la pandemia del COVID-19, casi todos podemos diferenciar a primera vista cuáles son las mascarillas FFP, especialmente por su forma. Sin embargo, cuando se trata de encontrar diferencias entre las mascarillas higiénicas y quirúrgicas el asunto se complica. Pueden compartir la forma e incluso el color, así que hay que utilizar otros mecanismos para encontrar las diferencias, que las hay.

Cómo se diferencian las mascarillas higiénicas y quirúrgicas

Es muy complicado diferenciar entre una y otra mascarilla simplemente por la forma y el color. Parecen iguales, incluso poniendo una al lado de la otra, pero nada más lejos de la realidad. Entonces ¿cuál es la diferencia?

La diferencia entre las mascarillas higiénicas y quirúrgicas es su proceso de fabricación. Hay algunos materiales que son aceptados para la creación de mascarillas quirúrgicas o higiénicas homologadas. En casi todos los casos, por no decir todos, se emplean tejidos no tejidos (TNT) que no dejan huecos por los que se puedan colar micropartículas infectadas con el virus. Sin embargo, el resultado tiene que ser más estricto en el caso de las quirúrgicas.

Los procesos para fabricar mascarillas quirúrgicas, aun tratándose de los materiales similares a los empleados para las higiénicas, tienen que pasar por unos controles más estrictos. Es decir, son mucho más seguras. Para diferenciarlas hay que fijarse en algunos detalles, como por ejemplo el etiquetado.

Mascarillas quirúrgicas

Tienen marca CE y referencia a la norma UNE EN 14683. Como son sanitarias, solo se venden en paquetes cerrados, salvo en farmacias, el único lugar autorizado para vender unidades sueltas. Se suele indicar que su efectividad BFE ≥ 95 % y alta capacidad para respirar < 40 Pa/cm2.

Mascarillas higiénicas

Las hay de dos tipos, desechables y reutilizables. Las que no se pueden reutilizar deben cumplir con las normativas UNE 0064-1:2020 o UNE 0064-2:2020 en el caso de los niños. Las lavables tienen que indicar que el ciclo de lavados permitidos y que cumplen con la norma UNE 0065:2020. En este caso la efectividad es BFE ≥ 90 % y tienen una capacidad para respirar <60 Pa/cm2.

¿Cómo se controlan las propiedades de las mascarillas?

El proceso para comprobar la efectividad de las mascarillas se testa en laboratorio. En este se realiza un ensayo de filtración bacteriana, aunque también es válido para los virus. Se comprueba principalmente la resistencia que tiene al filtrar partículas del tamaño de entre 7 micromol (µm) y 0,65 µm.

El tamaño del virus COVID-19 es de entre 0,15 y 0,05 µm, muy inferior a las medidas descritas ¿Cómo pueden ser efectivas entonces las mascarillas? El virus viaja en gotas de saliva o aerosoles que salen de la boca o la nariz, de ahí la necesidad de llevar siempre bien puesta y ajustada la mascarilla. Estos vehículos sí superan, en su gran mayoría, los tamaños descritos, por lo que se quedan adheridos a la tela, sin traspasarla y evitando así el contagio.

Como puedes ver, las diferencias entre mascarillas higiénicas y quirúrgicas marcan una gran diferencia en cuanto a su efectividad. En TRIOMED vamos más allá y diseñamos nuestras mascarillas con una efectividad de BFE ≥ 99 % y con una característica única. Tienen la capacidad de desactivar el virus, en lugar de simplemente retenerlo. Puedes adquirirlas en nuestra tienda online.

banner mascarillas quirurgicas
Abrir chat