Los microbios son pequeños organismos que tienen la capacidad de multiplicarse y afectar negativamente en la salud de otros seres vivos e incluso de objetos. Entre estos estarían virus, hongos y bacterias nocivas. Desde luego en todos los casos es necesario el uso de un microscopio para verlos. Los productos antimicrobianos tienen la capacidad de contener e incluso de destruir a estos microorganismos.

Cómo actúan los productos antimicrobianos

Dependiendo de a qué productos antimicrobianos se refiera uno, la forma de actuar será diferente. Sin embargo, algunos casos el efecto es el de neutralizarlos, creando un ambiente hostil en el que no pueden ni multiplicarse ni sobrevivir. En otros, actúan a nivel celular, destruyendo las paredes de las células y causando su muerte.

Dentro de los productos antimicrobianos se distinguen diferentes tipos; pesticidas, antisépticos o medicamentos antimicrobianos. En todos los casos son eficaces contra un número determinado de patógenos.

Pesticidas

Son potentes en la destrucción de microbios, pero también son tóxicos para las personas y los animales, por lo que deben emplearse con medidas de protección adecuadas. Dentro de estos los hay sanitizantes, desinfectantes y esterilizantes.

  • Sanitizantes: Eliminan sólo bacterias.
  • Desinfectantes: Eliminan bacterias, hongos y ciertos virus.
  • Esterilizantes: Eliminan bacterias, hongos, virus y esporas.

Antisépticos

Son antimicrobianos que se aplican sobre tejidos vivos para la eliminación de patógenos. Pueden ser administrados sobre la piel sana, las heridas y las mucosas, respetando siempre las indicaciones de administración.

Medicamentos antimicrobianos

Impiden el desarrollo o la multiplicación de los microbios. Se dividen en otras subcategorías; antibacterianos, antimicobacterianos, antimicóticos, antiparasitarios, antirretrovirales y antivirales. Es este caso se administran como medicamento.

La importancia de los antimicrobianos en artículos sanitarios 

Los microbios son especialmente peligrosos si entran en contacto con heridas abiertas o en las vías respiratorias. Es por elo que actúan como canales directos para que entren en el organismo y provoquen una rápida infección. Por tal motivo, utilizar compuestos antimicrobianos en los artículos sanitarios añade un extra de protección ante la entrada de microorganismos nocivos.

¿Cómo actúan los antimicrobianos aplicados en los artículos sanitarios?

Lo habitual es aplicar un antimicrobiano en la superficie de estos productos. Por tal motivo, cuando los patógenos se depositan en ella, sus membranas celulares son destruidas. El resultado es que pierden su capacidad de reproducirse y continuar viviendo.

La efectividad de los antimicrobianos en los artículos sanitarios puede llegar a ser muy alta, hasta del 99 %, eliminando la mayoría de los patógenos que se posan en su superficie. Aún así, la inmunidad no es total, siempre existe un mínimo riesgo de infección, sin embargo, mucho más bajo que en el caso de los que no desactivan los virus, las bacterias o los hongos.

Finalmente, entre las aplicaciones en las que los productos antimicrobianos resultan más eficaces están las mascarillas. Estas han cobrado vital importancia en la actualidad, con la propagación del virus COVID-19. En TRIOMED utilizamos una solución de triyoduro para combatir los microorganismos patógenos que se quedan en la superficie. Al entrar en contacto con el compuesto no solo son retenidos, como ocurre con el resto de la mascarillas quirúrgicas, sino que también son eliminados.

banner mascarillas quirurgicas

Abrir chat