Hay diferentes factores por los que la utilización de los medios antisépticos en el ámbito sanitario se hacen importantes. A medida que la población aumenta, los riesgos son mayores y se hace necesario tomar todas las medidas posibles para evitar contagios.

Por qué son importantes los antisépticos en el ámbito sanitario

La medicina moderna siempre ha dado mucha importancia al uso de los antisépticos en el ámbito sanitario. El riesgo de adquirir infecciones nosocomiales o infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria por falta de antisépticos supone un peligro inasumible. El cuidado de la salud y el desembolso económico que traen consigo las infecciones, son los motivos principales que generan esta necesidad.

Como ya se ha expresado, el riesgo de contraer una infección en los hospitales ha aumentado. Pueden contarse al menos 7 causas por las que hoy es más fácil y peligroso el contagio de enfermedades por causa de patógenos.

  • Edad de la población

La edad de la población es cada vez más alta. Las personas mayores están más expuestas a desarrollar enfermedades y a sufrir sus efectos.

  • Nacimiento de neonatos

Los avances médicos han supuesto que cada vez más neonatos salgan adelante. Estos pequeños son extremadamente débiles y vulnerables al ataque de los microbios. De ahí que haya que extremar las medidas antisépticas en este caso.

  • Inmunodeprimidos

Algunas enfermedades modernas causan inmunodepresión, una reducción en la capacidad para combatir infecciones y otras enfermedades.

  • Tratamientos inmunosupresores

En otros casos, la falta de defensas la producen algunos tratamientos agresivos para tratar distintos tipos de enfermedades, exponen al paciente a los patógenos comunes.

  • Aumento de la población

La población en las ciudades es cada vez mayor. La masificación que se produce en espacios sanitarios aumenta el riesgo de contagio colectivo.

  • Cirugía ambulatoria

La cirugía ambulatoria permite la atención de pacientes en tiempos reducidos. Esto supone un avance y un triunfo para la sanidad, pero eleva el riesgo de contagios.

  • Mutaciones microbianas

La resistencia antimicrobiana hace que las nuevas cepas sean más agresivas y, por tanto, peligrosas. Es necesario minimizar la posibilidad de contagio en el ámbito sanitario.

Cómo ayudan los antisépticos en el ámbito sanitario

La piel es habitualmente colonizada por patógenos que pueden ser perjudiciales para la salud humana. Si entran en contacto con una vía de entrada, como puede ser la nariz, la boca o una herida, los microbios se encuentran con un ambiente propicio en el que multiplicarse.

El lavado de manos es una manera eficaz de detener la transmisión de enfermedades. Habitualmente se utiliza para ello abundante agua y jabón neutro. Esto minimiza notablemente el riesgo de contagio.

Pero, si el lavado se acompaña del uso de jabón antiséptico o solución hidroalcohólica, el efecto será aún mayor y el riesgo más bajo. Un simple gesto que puede salvar muchas vidas y ahorrar elevados gastos innecesarios.

El uso de antisépticos en el ámbito sanitario también se puede complementar con algunos medios de prevención, como las mascarillas o el esparadrapo. En Triomed diseñamos estos elementos con Triyoduro, una sustancia inocua para las personas, pero capaz de eliminar el 99 % de los patógenos que entran en contacto con ella. Una herramienta más para proteger la salud de pacientes y del personal sanitario.

 

Puedes leer también: Importancia de los productos antimicrobianos

 

banner mascarillas quirurgicas

Abrir chat