Ómicron es la variante del COVID-19 de la que más se habla en las últimas semanas. Hay algunos factores que la diferencian de la delta o la delta plus. Te hablaremos de cómo es esta nueva mutación del SARS-CoV-2 y de qué manera afecta a quien la sufre. ¿Cómo es de grave la enfermedad? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Qué medidas de protección se pueden tomar?

Cómo se produce ómicron

Se ha escuchado que esta variante es menos peligrosa que las anteriores. Esto es un error. Si bien es cierto que los síntomas de ómicron revisten menos gravedad en personas sanas y vacunadas, también se está cobrando muchas vidas. Además, las vacunas que se suministran no son esterilizantes, por tanto, no destruyen el virus, sino que lo combaten cuando se presenta. Es decir, hay un altísimo riesgo de contagio aún con la vacuna puesta o si se ha pasado la enfermedad recientemente.

Los coronavirus tienen genoma de ARN. Cuando se replican, las moléculas de ARN tienen una menor protección contra los errores, lo que provoca que se produzcan más mutaciones. Esto crea variantes que actúan de manera diferente en algún campo, lo que puede convertirlas en más leves o en más agresivas en alguno de sus aspectos. En el caso de ómicron, destaca por unos síntomas más livianos, pero una tasa de contagio mucho más elevada. Esto genera cuatro grandes problemas:

  • Menos inmunidad. Tanto las vacunas como la presencia de anticuerpos no evitan ser contagiados o contagiar, si bien ayudan a que los efectos sean menos graves en líneas generales. Una persona vacunada también podría llegar a morir, como ya está sucediendo en algunos casos.
  • Mayor presión hospitalaria. Los contagios masivos colapsan la sanidad y son un impedimento para tratar los problemas más graves y otros que no tengan que ver con la infección.
  • Más mutaciones. El paso de la enfermedad por más cuerpos produce un mayor número de errores en la cadena de ARN, es decir, hace posible que ocurran más mutaciones.

Síntomas de ómicron

Los síntomas de esta nueva variante del virus COVID-19 son diferentes a los comunes de las anteriores. Aparentemente son menos agresivos, pueden confundirse con un resfriado común o una gripe leve. Sin embargo, no hay que descuidarse. Hay personas que están muriendo por su causa y no se conoce la repercusión a largo plazo. Podrías haber contraído la infección si tienes:

  • Secreción nasal
  • Irritación de garganta
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de fiebre (frío o cuerpo destemplado)
  • Fatiga
  • Tos (menos común que los anteriores)

¿Cómo actuar ante ómicron?

Por las razones que se han expuesto queda claro que no se puede bajar la guardia respecto a la enfermedad. Es necesario seguir tomando las medidas necesarias para protegerse y frenar el contagio. En caso de tener síntomas, es imprescindible una prueba de antígenos y, en caso de ser positivo, mantener una cuarentena. La vacuna también ha demostrado minimizar los efectos negativos.

En cuando al distanciamiento social y el uso de las mascarillas, es más importante que nunca. Ómicron se contagia con más facilidad por los aerosoles. Los estudios demuestran que las mascarillas higiénicas o reutilizables son menos efectivas ante la nueva variante. Por eso, es más recomendable utilizar las que fabricamos en Triomed. Además de ser quirúrgicas del tipo IIR, contienen triyoduro, que desactiva el 99 % de virus y otros patógenos.

Puedes leer también: Últimos avances sobre vacunación COVID-19

banner mascarillas quirurgicas

Abrir chat