El esparadrapo cumple con una función de sujeción. Es utilizado en diversos campos de la medicina para la curación de heridas y para sujetar algunos elementos al cuerpo, como pueden ser vías y otros conductos. Sin embargo, no todos son iguales. Dependiendo de las preferencias de los facultativos y de la función que van a realizar, es posible que se elijan unos u otros. Te mostramos los tipos de esparadrapos que hay y sus usos.

6 tipos de esparadrapos para los centros sanitarios

Hemos elaborado un listado con diferentes tipos de esparadrapos para los centros sanitarios. La elección de unos y otros está relacionada con aspectos como preferencia del médico o del proveedor elegido por el centro para el suministro de material. Estos son los que se utilizan habitualmente:

  • Esparadrapos de tela

Son los más utilizados. Entre sus virtudes destacan que son traspirables, que empapan y que su pegamento resiste bien la humedad sin despegarse. Por este motivo se emplea habitualmente para sujetar apósitos colocados en heridas que sangran o supuran. 

  • Esparadrapo de papel

Es común verlos en hospitales para la sujeción de las vías. Es de fácil manipulación y se quita con facilidad. Cuando se va a remover en poco tiempo y va a estar en contacto con la piel sana es una buena opción. 

  • Esparadrapo plástico

Son muy útiles para la sujeción firme a la piel. No se despegan con facilidad y soportan las salpicaduras. Es importante utilizar este tipo cuando se va a mojar o se quiere preservar una herida de la humedad. 

  • Esparadrapos elásticos

Son comunes en el mundo deportivo, para la sujeción de vendas flexibles o cuando se va a colocar en una zona en la que va a haber movimiento. A diferencia de los anteriores, la apariencia en este caso es similar a la propia venda. 

Puedes leer también: Esparadrapo y contaminación bacteriana en hospitales.

banner mascarillas quirurgicas

Abrir chat