Lo primero que hay que tener en cuenta antes de hacerse con mascarillas nuevas es que son una medida protectora complementaria, que en ningún caso exime de seguir cumpliendo con las medidas elementales de higiene. Incluso las más eficaces no pueden garantizar un 100 % de protección, y eso contando con que estén bien colocadas y se manipulen correctamente. ¿Por qué entonces su uso es obligatorio? ¿qué mascarilla escoger en función del espacio en el que vayas a estar?

¿Qué mascarilla escoger y por qué?

Saber que mascarilla escoger en cada circunstancia es básico para sacarle el máximo rendimiento. Pero para que sea realmente eficaz es necesario respetar otras normas, como el lavado de manos frecuente, la distancia social, no tocar la superficie, respetar los tiempos máximos de vida útil, etc. Si todo esto se tiene en cuenta, la protección conjunta es muy elevada.

Las mascarillas que más protección otorgan, tanto al que la lleva como al que se encuentra en la proximidad, es la FFP3 sin válvula de exhalación. Sin embargo, esto no quiere decir que sea la mejor en todas las circunstancias. Tiene algunas limitaciones hacen que no sean la más conveniente en todos los casos. ¿Qué mascarilla escoger entonces? Te mostramos las tres mejores opciones.

Mascarillas higiénicas

Son altamente eficaces en la protección, tanto para el que la porta como para el que se encuentra cerca. Es fácil respirar con ella y resulta poco molesta llevarla. Las hay de dos tipos, lavables y desechables.

  • Mascarillas higiénicas lavables. Permiten un número limitado de lavados. El tiempo máximo de eficacia es de hasta cuatro horas. Mientras se respeten las indicaciones, su eficacia es del 90 %.
  • Mascarillas higiénicas desechables. Son más eficaces que las anteriores, del 95 %, pero no se pueden lavar. Tras cuatro horas de uso hay que desecharlas. Son muy cómodas y la respiración con ellas puestas es muy fluida.

En los dos casos, la identificación para saber que se trata de este tipo de materiales es UNE 0064 y UNE 0065. Has de ver estos identificativos en los envases para saber que han pasado todos los controles. Son perfectas para su uso en exteriores o espacios abiertos.

Mascarillas quirúrgicas

Son similares a las higiénicas en diseño y composición. Pero tienen algunas diferencias que las hacen aun mejores. Por ejemplo, son eficaces por encima del 95 %, si se trata de las de tipo I y del 99 % si se trata del tipo II. También existen algunas del tipo IIR, que son resistentes a las salpicaduras de gran parte de líquidos biológicos.

Como es lógico pensar, son las indicadas para moverse en ambientes hospitalarios por su elevada eficacia. Las que resisten gran parte de las salpicaduras por sangre o saliva, también pueden resultar muy útiles en el caso de dentistas o cirujanos. Asimismo, todas aquellas persona que las utilizan en un lugar cerrado tendrán una protección extra.

Mascarillas FFP

Son las que más protección otorgan frente a personas contagiadas, siempre que se trate de las FFP3. Puede que respirar con ellas resulte un poco más complicado, pero retendrán la entrada y salida de gran cantidad de microorganismos.

Esperamos que estas pautas te sirvan para saber qué mascarilla escoger dependiendo del lugar en el que vayas a estar. Sin embargo, no es posible terminar sin antes mencionar por qué las mascarillas Triomed son, probablemente, las mejores del mercado. Y es que, además de ser quirúrgicas del tipo IIR, tienen un tratamiento con triyoduro que elimina la gran mayoría de los virus, bacterias y hongos que queden en su superficie.

banner mascarillas quirurgicas

Abrir chat